DevOps – una breve intro

DevOps – una breve intro

¿Qué es DevOps?

Bajo un modelo de DevOps, los equipos de desarrollo y operaciones ya no están “aislados”. A veces, los dos equipos se fusionan en uno solo, donde los ingenieros trabajan en todo el ciclo de vida de la aplicación, desde el desarrollo y las pruebas hasta la implementación y las operaciones, y desarrollan una variedad de habilidades no limitadas a una única función.

En algunos modelos de DevOps, los equipos de control de calidad y de seguridad también se integran más con el desarrollo y las operaciones e intervienen durante todo el ciclo de vida de la aplicación. Cuando la seguridad es la prioridad de todos los miembros de DevOps, a veces se conoce como operaciones de seguridad de desarrollo.

Los equipos utilizan prácticas para automatizar los procesos que anteriormente habían sido manuales y lentos. Utilizan una pila de tecnología y herramientas que los ayudan a operar y mejorar aplicaciones de forma rápida y confiable. Además, estas herramientas ayudan a los ingenieros a realizar de forma independiente tareas que normalmente hubieran requerido la ayuda de otros equipos (por ejemplo, implementar código o aprovisionar infraestructura), lo que incrementa todavía más la velocidad del equipo.

 

Beneficios

 

Velocidad: Mejor adaptación a los cambios en los mercados y adquisición de mayor eficacia en la consecución de los resultados empresariales. El modelo de DevOps permite a los equipos de desarrollo y operaciones lograr estos resultados.

Entrega rápida: Permite incrementar la frecuencia y el ritmo de las versiones, a fin de innovar y mejorar el producto con mayor rapidez. Cuanto más rápido se publiquen nuevas características y  se arreglen errores, más rápido se podrá responder a las necesidades de los clientes y desarrollar una ventaja competitiva. La integración continua y la entrega continua son prácticas que automatizan el proceso de publicación de software, desde la creación hasta la implementación.

Confiabilidad: Se garantiza la calidad de las actualizaciones de la aplicación y los cambios en la infraestructura a fin de poder realizar entregas más rápidas de forma confiable mientras se ofrece una experiencia positiva a los usuarios finales. Se usan prácticas como la integración continua y la entrega continua para comprobar que cada cambio es funcional y seguro. Las prácticas de monitoreo y registro ayudan a mantener la información del desempeño en tiempo real.

Escalado: Operación y administración de la infraestructura y procesos de desarrollo a escala. La automatización y coherencia ayudan a administrar sistemas complejos o cambiantes de forma eficaz con menos riesgo.

Colaboración mejorada: Permite el desarrollo de equipos más eficaces con un modelo cultural de DevOps, que enfatiza valores como la propiedad y la responsabilidad. Los desarrolladores y equipos de operaciones colaboran estrechamente, comparten muchas responsabilidades y combinan sus flujos de trabajo. Así se reducen las ineficacias y se ahorra tiempo (

Seguridad: Permite avanzar con rapidez mientras se refina el control y se mantiene la conformidad. Se Puede adoptar un modelo de DevOps sin sacrificar la seguridad si se utilizan políticas de conformidad automatizadas, controles minuciosos y técnicas de administración de la configuración.

 

Fuente: aws.amazon.com