Sin Cultura Digital no hay Transformación

Sin Cultura Digital no hay Transformación

Queremos hablar una vez más de la transformación Digital, poniendo foco en uno de sus pilares que es la cultura organizacional.

 

Ser una organización digital significa no solo tener productos digitales, servicios e interacciones con los clientes, sino también impulsar las operaciones centrales con tecnología.

Las empresas tendrán dificultades si no cuentan con empleados que puedan usar dicha tecnología y adaptarse a los nuevos procesos que la transformación conlleve. Es por eso que  necesitarán personas con nuevas habilidades (técnicas, expertos en UX / UI, diseño)

 

Para atraer, desarrollar y retener este talento, los líderes deberán adaptar sus organizaciones en múltiples áreas.

 

Creemos que para llevar adelante una  Cultura Digital será necesario poner foco en:

  • Promover la orientación al cliente. Una cultura digital alienta a los empleados a mirar hacia afuera y comprometerse con clientes y socios para crear nuevas soluciones. Podemos decir que la clave es poner foco en “la experiencia del cliente”.

  • Premiar la delegación sobre el control. Una cultura digital difunde la toma de decisiones en todos los niveles de la organización. Promueve la visión emprendedora de los empleados.

  • Fomentar la Innovación. En una cultura digital, se alienta a las personas a tomar riesgos, fallar rápido, aprender y volver a intentarlo.

  • Poner foco en la acción e incentivar la agilidad. Será necesario contar con velocidad y la con la iteración continua en lugar de perfeccionar un producto o idea antes de lanzarlo.

  • Valorar la colaboración. El éxito en una cultura digital proviene del trabajo colectivo y el intercambio de información entre áreas dentro de la organización.

 

Escalar hacia una cultura digital es un desafío. A menos que las compañías cambien el contexto organizacional, es prácticamente imposible  incorporar nuevos comportamientos en la organización.

Es por eso que será necesario establecer nuevas prácticas organizacionales poniendo foco en potenciar el liderazgo; optimizar el diseño organizacional; fomentar la excelencia; desarrollar habilidades técnicas y habilidades blandas y fomentar los valores de la organización.

 

Al dar forma e incorporar una cultura digital, las compañías pueden asegurar una ventaja competitiva e invertir en su crecimiento a largo plazo.